• 500 gr de harina de fuerza 1 sobre de levadura seca (25 gr) 1/4 leche templada 100gr de mantequilla 80 gr de azúcar 1 huevo 1 pizca de sal Para pintar la masa: 1 yema de huevo 1 cucharada de leche Para la decoración: anisetes de colores, bolitas de chocolate cerezas almendras...

Uff que semanita, que de cosas eh???? y lo que disfruto… Ahora que cuando acabo y tengo que limpiar a fondo la cocina me da el bajón ;P jejejejejeje

Este año es el primero que pruebo a hacer monas de pascua, me ha resultado un poco lioso el tema de la masa, pero el resultado es de chuparse los dedetes!!!!! Que se lo digan a mi marido que se las come mojadas en el café con leche… Además la receta que os paso es de las más sencillas y es ideal para hacer participar a los niños en la cocina, amasando, dando formas, decorando… es muy divertido.

Ponemos en un bol la harina. Añadimos la levadura y lo mezclamos todo bien con un tenedor (vamos, para que se mezcle). Añadimos la mantequilla derretida (OJO, con 20 segundo a 800W tenéis más que suficiente, si queda algún trozo entero al darle vueltas con una cucharilla se deshace, no os paséis porque se os quedará separa la grasa del resto!!! maaaaal), la leche tibia, el azúcar, el huevo y una pizca de sal. Lo batimos todo bien con la batidora hasta que queda una masa integrada (a ver si váis a quemar la maquina eh???), le damos forma redonda con las manos y la ponemos de nuevo en el bol. Lo cubrimos con un paño y la metemos en la nevera hasta el día siguiente. Ale, a limpiar!!!!

La sacamos de la nevera, si véis que tiene una pequeña costra la quitáis con el cuchillo, no pasa nada, pero no la amaséis porque se os quedarán trozos duros en la masa. Cortamos la masa en trozos y los amasamos para que sea moldeable. Como hemos utilizado harina de fuerza notaremos que es una masa más dura y plástica, genial!!! Ponemos las masas en las bandejas de horno con las formas que queramos, pero no muy juntas porque tienen que aumentar de tamaño. Aquí tenemos dos opciones:

– opción 1: si no tenemos prisa metemos las bandejas en el horno APAGADO, por otro lado ponemos en el fuego agua en un cazo y justo antes de empezar a hervir (empiezan las primeras burbujitas) lo quitamos y lo ponemos dentro del horno, debajo de las bandejas. Cerramos el horno y lo dejamos actuar.

– opción 2: ponemos en el horno las bandejas 10 minutos a 50 grados para que sigan creciendo.

Cualquiera que sea la opción que elijáis notaréis que han crecido las figuras. Ahora es cuando las vamos a pintar con el huevo y a ponerles los adornos que nos gusten. Y de nuevo las dos bandejas (o las que estemos utilizando) al horno precalentado a 200º durante unos 25 minutos. Yo os aconsejo que a partir de los 20 minutos estéis pendientes de las monas para sacarlas cuando os guste el tostado, yo con unos 23 minutos tuve bastante.

Las pones a enfriar en una rejilla y listas. Si quieres luego puedes abrirlas y rellenarlas de chocolate, nata, dulce de leche, membrillo… Es una masa dulce por lo que parece que pega más con estos rellenos, pero sobre gustos… Ánimo que esta masa para hacer de vez en cuando está muy rica.

Mi pitufo encantado con el caracol, jajajajaja.

Abrazos Azucarados.

Ana.