• Para la base: 150 gr de galletas Digestive 70 gr de mantequilla Para el relleno: 600gr de queso en crema 200 ml de nata 150 gr de azúcar 3 huevos Para la decoración: 200 gr de fresas 40 gr de azúcar

Hola dulces mios… que tal han ido las vacaciones???? Yo sigo de vacaciones del curso de repostería pero ya sabéis que en casa no descanso nunca… ya os estoy preparando nueva receta, ya veréis qué rica!!!!

Estas vacaciones nos hemos ido unos días a pasarlos a la playa con mis padres y me acordé que a mi padre nunca le llevo ninguna tarta ni ningún postre por su cumple ni por el día de padre…bien por encargos que no me han dejado un respiro o porque nos íbamos a comer fuera y no me podía llevar el postre 8) Así que decidí que le iba a llevar una rica tarta de queso para compensarle por las atrasadas!!!! Le encantó!!!! se terminó los últimos trozos relamiéndose, que ilusión!!!!

Cuando ví una foto de otra chica que había hecho esta tarta me enamoré de ella, y eso que no la había probado porque está riquísima!!!! Busqué de donde la había sacado y encontré el blog de Kanela y Limón, increíble la mano que tiene!!! seguí su receta para la tarta de queso y espirales de fresa pero os  vuelvo a poner el paso a paso pero con mis comentarios ok???

Bueno, como siempre lo primero que vamos a hacer es encender el horno para que se vaya precalentando, a 180º, pero en esta ocasión ponemos la bandeja un poco más baja y metemos un recipiente con agua, tiene que ser más grande que el molde que vamos a utilizar porque va a ir dentro. Para no liarnos antes de empezar con los ingredientes mejor que lo primero sea forrar el molde que váis a usar con papel de horno, a mi se me da un poco mal pero es poner un poco de ganas y paciencia, por eso os comento lo de hacerlo antes de poneros con los ingredientes. Como vamos a introducir el molde en agua lo forramos con papel de aluminio por fuera, para que no entre agua. Una vez tenemos el molde listo y los ingredientes pesados empezamos:

Trituramos las galletas, yo las pongo dentro de una bolsa de plástico y le paso el rodillo. Las mezclamos con la mantequilla derretida y las ponemos en el molde, yo utilicé también la base de un vaso para aplastarlas y que queden uniformes, y lo ponemos en la nevera. En un bol mezclamos el queso con el azucar y removemos, no batimos para que no coja aire eh???? Cuando esté bien integrado ponemos la nata, mezclamos bien y luego añadimos los huevos uno a uno, esperando a que se integre bien cada uno. Removemos hasta que está todo bien mezclaso y hace una masa uniforme. Ponemos el relleno en el molde, encima de las galletas. Reservamos.

En un cazo trituramos las fresas y añadimos el azúcar. Ponemos a fuego medio hirviendo unos 10 minutos hasta que queda un color más fuerte y más tipo puré. Retiramos del fuergo y con ayuda de una cucharita hacemos topitos por toda la tarta, luego con un palillo le hacemos formas de corazón o rompemos los topos formando espirales. Si tenéis buena mano también se pueden hacer dibujos con la fresa, eso ya lo que os apetezca.

Llevamos la tarta al horno, dentro del recipiente de agua. Pasados 15 minutos bajamos la temperatura a 110º y dejamos cocer otros 75 minutos (1 hora 15 minutos). Cuando acabe apagamos el horno y la tarta la dejamos dentro qeu se enfrie tranquilamente, luego la pasamos a la nevera unas cuantas horas y desmoldamos… En Kanela y Limón comenta que hace la tarta por la mañana la deja toda la tarde en el horno y luego toda la noche en la nevera. Yo la hice por la tarde, la dejé toda la noche en el horno y a las 8 de la mañana la metí en la nevera hasta las 16h, cuestión de organización simplemente…

Os recomiendo esta tarta con los ojos cerrados, está riquísima y es muy resultona.

Ana.