Esta tarta la he hecho para una comida familiar para celebrar que ha nacido Inés. Como ya les hice la tarta del bautizo más formal esta vez quería hacerles algo infantil, más divertido y que llamase la atención.

Esta vez para el bizcocho utilicé la receta de Bizcocho Genoise y el relleno Swees Merengue Buttercream con aroma de vainilla para que quedase ligero y poco dulce. Un exito porque el bizcocho queda blandito y jugoso, además como el relleno es taaaan suave te aseguras que la gente repita 😛

La tarde antes de entregar la tarta estuve con los papis y les dije “aún no se cómo voy a hacer la tarta” pobrecita, se quedó a cuadros, seguro que pensó que no me daría tiempo o que no dormiría… pero siempre me pasa igual, hasta que no me pongo no se qué tarta saldrá… Y prefiero hacer la decoración o la noche de antes o esa misma mañana (si es para la tarde) para asegurarme que llega fresquita y no se agrieta nada.

Esta vez tenía claro que los colores iban a ser para un piso rosa claro y para otro rosa más fuerte, tenía claro que pondría la muñequita vestida de conejito para aprovechar que estamos en carnaval, aunque eso podría cambiar a última hora… y me puse al lío… Al final me fui a dormir muy tarde pero satisfecha al 200%, que es lo importante.

 

Las críticas al día siguiente por parte de mi marido y luego de los papis fueron estupendas y por lo que luego me contaron todos los invitados disfrutaron mucho al ver la decoración y no dejaron ni una miguita… 😉 Me encaaaantaaaaaa

Abrazos azucarados