Llevaba unos meses queriendo hacer esta receta, pero con los nuevos ritmos en casa sólo podía hacer lo justo. Pero por fin me lancé y resulta que es menos costoso de lo que yo pensaba. 

Utilicé chistorra como relleno pero creo que la próxima vez probaré con chorizo o algún otro ingrediente que ocupe más dentro del pan 😉 Pero vamos con la receta a ver si os animáis:

Ponemos la harina y la sal en un bol. En otro recipiente ponemos el agua y disolvemos la levadura. Utilicé harina de preparado para pan, suele venir con un sobre de levadura de panadería, os lo guardáis para otra receta que siempre viene bien. Metemos el agua en la harina y mezclamos bien, ahí viene lo divertido, a ensuciarse!!! Podéis amasar en la encimera o en el bol, donde os venga mejor. Se queda la masa un poco blanda pero no hay problema, os ponéis un poco de aceite en las manos y en otro bol, lo hacéis una bola y lo tapáis con un trapo. Dejarlo reposar una hora.

Cocéis 5 minutos la chistorra para desengrasarla y la reserváis.

Cuando haya pasado la hora de reposo ponéis harina en la encimera, cogéis la masa y la amasáis un poco. Cortáis trozos de 50 gr, podéis hacerlos más pequeños o más grandes, lo que os apetezca y según el relleno que pongáis. Cada trozo lo plegáis varias veces hacia dentro y con las manos huecas lo hacéis una bola, hay que apretar un poco, que notéis que se amasa. Se tiene que quedar una bola lisa, y las juntas las ponemos hacia la encimera.

A mi me salieron 16 trozos. Cortar la chistorra. Aplastas un poco cada bola con los dedos, ponemos la chistorra en el medio y cerramos los cuatro bordes hacia el centro, sobre la chistorra, como si fuera un paquetito.

Vamos poniendo las bolas en las bandejas de horno sobre papel de hornear. Les ponemos harina por encima y las tapamos con un paño. Las dejamos reposar hasta que doblan su tamaño. bollos_rellenos_enreposo

Precalentamos el horno a 250º. Ponemos las bandejas en el horno y metemos un recipiente con agua en la base del horno. A los 5 minutos bajamos la temperatura a 220º y dejamos otros 15 o 20 minutos. Yo con 15 minutos tuve bastante pero depende de cómo os guste el pan de dorado.

Si queréis congelar algunos bollos lo dejáis a mitad de hornear y cuando estén frios los congeláis. Cuando los queráis sacar del congelador, a mitad de descongelar lo metéis unos 5 minutos en el horno a 200º.

Parece complicado pero son 3 ratitos de una mañana y listos. Dejaréis a vuestros invitados con la boca abierta y pidiendo más. Bollos_prenaos