• 500 gr harina
  • 310 gr agua
  • 12 gr levadura fresca
  • 10 gr sal
  • ingredientes al gusto

Ya tenemos otra receta de pizza en la web pero ésta que voy a publicar me están pidiendo que
os la enseñe, así que no hay más que hablar, toda vuestra.
Es muy básica y fácil de hacer, pero las proporciones de los ingredientes dejan una masa suave
y riquísima. En mi casa se han convertido en un imprescindible la noche de los viernes.

pizza
Como casi todas las masas vamos a mezclar los ingredientes secos en un bol, y en el agua
deshacemos la levadura fresca. Ponemos otro bol untado con aceite. Mezclamos los
ingredientes y amasamos. Se queda una masa blanda, tenéis dos opciones, os ponéis harina en
las manos o aceite y amasáis hasta que quede más compacta, o la amasáis un poco y la ponéis
en el bol con el aceite directamente. De cualquiera de las maneras la ponemos en el bol y la
tapamos con film para que crezca con sus vapores. Que repose 1 hora.
Para formar la pizza podéis hacerla en las bases de pizza para horno o directamente en las
bandejas. Ponemos aceite en la base para que no se pegue la masa. Precalentamos el horno a
220º (si vais a utilizar las bandejas acordaros de sacarlas del horno antes de encenderlo).
Con la masa ya reposada yo hago dos pizzas medianas, y la masa no la hago muy fina pero
tampoco se queda con mucha miga. Podéis incluso poner toda la masa para una bandeja de
horno, aunque salga una pizza rectangular. O hacer pizzas individuales como hacemos en casa
cuando vienen los primos. 20140523_211510

Nos ponemos aceite en las manos y cogemos la porción de masa que queramos. Amasamos
bien para que no queden trozos secos ni con levadura aislada. Y con un rodillo o con los dedos
vamos estirando la masa en la bandeja o molde que hayamos elegido. Si encoge un poco la
dejamos reposar 30 segundos y seguimos. Así hasta que hayamos llegado a los bordes o le
hayamos dado la forma que nos apetezca. Podéis dejar más masa por los bordes de la pizza o todo más uniforme.

Una vez estirada ponemos la base de tomate, la mozzarella encima y el resto de ingredientes
al gusto.
Metemos en el horno unos 15 minutos, depende de cómo os guste de dorada.  20140523_211538

 

Si queréis podéis hacer la masa, hornear una pizza mediana y congelar otra pizza para otro día.
En éste caso sí vamos a necesitar un molde, bandeja o plato del tamaño de la pizza. La
estiramos igual que si fuese al horno y cuando esté lista la envolvemos muy bien y sin dejar
aire dentro con papel de film. Y al congelador. Cuando la queréis cocinar la sacáis del
congelador, la dejáis reposar 30 minutos y le ponéis los ingredientes. Al horno a 220º sólo que
aquí serán de 20 a 25 minutos dependiendo de cómo os guste y cuánto se haya descongelado
antes de meterla al horno.
Que aproveche!!!!